Yo soy TEA: Ignacio Pantoja García

Tiempo de lectura: 6 minutos

Una persona TEA graduada en biologia

Tengo autismo. Soy asperger. He nacido con la condición de TEA. Me presento ante ti, soy Ignacio Pantoja García. Te abro una parte de mi vida con la esperanza de podernos encontrar y sentirnos cerca. Las personas autistas queremos estar cerca, aunque a veces nos cueste saludar, busquemos la soledad o parezcamos antipáticos. No queremos estar lejos, necesitamos afecto, comprensión, empatía, amistad y amor.

El amor en el espectro autista

Nací en Málaga hace 37 años. Parte de mi infancia la pasé en San Sebastián y desde los 6 años vivo en Madrid.

De mi infancia tengo recuerdos muy vagos. Lo que más resuena en mi mente es que pasaba tiempo solo y dando vueltas por el patio de los diferentes colegios a los que acudí. Me gustaba ese momento de soledad pensando en películas e historias que imaginaba.

Mi trayectoria escolar no fue muy afortunada, además de pasarme largos ratos dando vueltas en el recreo, notaba el maltrato que me hacían ciertos compañeros. Recuerdo pasarlo realmente mal. Aunque los profesores se esforzaban por comprender ciertos comportamientos que tenía, y no niego haber recibido ayuda por parte de algunos, recuerdo una infancia cargada de “machaque psicológico”. En el instituto solo quería repetir de curso para coincidir con otros chicos y chicas y no seguir en el grupo que estaba. Evidentemente dejé de estudiar, pensé que así conseguiría mi propósito. Pero no fue así.

Mi vida dio un giro cuando en 2.º de Bachiller, en verano de 2002, un familiar comentó a mis padres que podía tener síndrome de Asperger. El hijo de una compañera de trabajo era Asperger y yo le recordaba a él. Fue la primera vez que esa palabra empezó a sonar en mi entorno familiar. A los 17 años, me valoraron y recibí diagnóstico de TGD tipo Asperger.

Diagnóstico de TGD tipo Asperger

Recuerdo el diagnóstico con gran alivio y paz interior. Me sentía feliz. Entonces me di cuenta de que todos mis fracasos no eran culpa mía, no lo hacía a posta y que la gente además no me comprendía. Dejé de reprocharme todo. Empecé a quitarme la culpabilidad en la que estaba sumido y a hacer las paces conmigo mismo.

A mis padres también les supuso tranquilidad. Había un nuevo camino para poder reconducirme y ayudarme.

Mientras, continué con mis estudios y tras repetir algunas veces 2.º de bachiller, y realizar la selectividad, comencé la universidad para estudiar la carrera de biología. Hablo de octubre de 2004.

La universidad gran reto para una persona TEA

Debo decir que el primer año en la facultad lo recuerdo horriblemente mal, una experiencia muy negativa. El motivo es que quería tener amigos a toda costa, necesitaba tener amigos, salir con ellos los fines de semana, lo que solían hacer todos los universitarios o personas en esa edad.

Me acerqué a un grupo para integrarme y al cabo de los días empezaron a decirme que les dejase, que les molestaba porque les cortaba el rollo. Hasta dejaban de hablar cuando me acercaba a ellos, les incomodaba hasta mi presencia. Decidí contarles mi condición de asperger. Les hablé de mi discapacidad y se rieron de mí. Me dijeron que no entendían nada y que si era así “discapacitado”, que me fuese a una universidad para gente discapacitada como yo. Que ellos no tenían culpa de que yo fuese discapacitado.

Me fui del grupo y decidí no volver a la Universidad. No quería volver. Tenía miedo de esa gente.

Trastorno Espectro autista en adultos

Estuve mucho tiempo sin ir a clases y tras valorar mi situación de vida, decidí retomar mis estudios al año siguiente. Valoré que el abandono no podía ser por la experiencia tan negativa que había vivido socialmente con ese grupo de personas. Quería cumplir mi sueño, ser biólogo.

Y así lo hice, empecé nuevamente en la universidad y casi sin creérmelo, empecé a hacer mis primeros amigos. Me sentía feliz, había perdido toda la esperanza de que existiese gente amable en este mundo. Pensaba que nadie quería juntarse conmigo. Me sentía feliz, muchísimo.

En aquel momento, desde la Universidad convocaron a mis compañeros y les explicaron qué es el síndrome de Asperger y que les dijeron que yo lo tenía. Evidentemente, ese día yo no fui a clases porque me daba mucha vergüenza.  Empezó a correrse la voz y cada año volvían a dar la charla del síndrome de Asperger.

Terminé mis estudios. Me gradué en Biología y al siguiente año hice un master en Neurociencias, terminando con éxito mis estudios.

Una vez obtenidos mis títulos, decidí prepararme la oposición de Biólogo Interno Residente (BIR). Durante dos años estuve preparándome y al final no saqué la plaza. Esto me produjo una gran frustración y tras plantearme que iba a hacer con mi vida, me animaron a estudiar la carrera de Farmacia. Y ahora estoy en ello, con el objetivo de poder graduarme en el año 2025, ser farmacéutico y poder trabajar en una farmacia.

La escritura como vía de escape

No niego el sufrimiento social en el que me he visto inmerso por mi condición de TEA, así lo expreso en artículos que publico en autismovivo.org. Artículos donde doy voz al TEA, con el objetivo de concienciar a la sociedad en la que vivimos.  En la escritura encuentro una vía de escape, donde expreso lo que siento y me ayuda a mi realización personal.

donde doy voz al TEA

Hay que dar a conocer a personas como yo y así será más fácil integrarlas e incluirlas socialmente. Me siento orgulloso de haber publicado un libro [email protected] autistas también queremos estar cerca, donde cuento experiencias y pensamientos; y también de haber recibido un premio de la confederación autismo España.

Me gustaría que hubiera más concienciación sobre el autismo, más comprensión. Que los profesionales nos escuchen y también aprendan de nosotros. No es lo mismo tener asperger que estudiar el asperger. Necesitamos cercanía, entendimiento y un punto de encuentro en el que nos podamos ayudar mutuamente. Cuantos más, mejor. Y aquí incluyo a las familias, decirles que individualmente no se consigue nada, que se dejen asesorar por profesionales expertos y que escuchen a personas adultas con TEA. Que, por favor, dejen atrás los mitos de las vacunas, de las dietas milagrosas o que el autismo viene por ser padres fríos. Que dejen sus prejuicios, complejos, para poder hablar abiertamente del TEA y que su lema sea luchar y ayudar a sus hijos o hijas.

Termino mi presentación con un párrafo del epílogo de mi libro:

“Por ello yo aspiro a un mundo, a un futuro, en el que el autismo sea conocido como algo natural y normal y no necesitemos estar continuamente explicándolo y necesitados de la compasión de la gente solo por el hecho de ser quienes somos”. (Pantoja I.  [email protected] autistas también queremos estar cerca. Editorial Caligrama, 2019).

Ignacio Pantoja nació en Málaga en 1984. En 1990 su familia se trasladó a Madrid, lugar donde reside desde entonces. Ha dedicado gran parte de su vida al estudio; tras su paso por Primaria, Secundaria y Bachillerato, cursó estudios en la Universidad Autónoma de Madrid, donde se graduó en Biología para, seguidamente, realizar un máster en el Instituto de Neurociencias en la Universidad de Salamanca de Castilla y León (INCYL).

Aprobó el examen del B.I.R. sin plaza y, actualmente, ante la dificultad de encontrar trabajo de su especialidad, estudia la carrera de Farmacia en la Universidad Complutense de Madrid.

En 2002 fue diagnosticado como Asperger (más tarde, TEA). Desde entonces, dedica su tiempo libre a luchar por los derechos de las personas autistas, a prevenir el bullying y a combatir la discriminación que sufren las personas TEA, tanto social como laboralmente y, en general, en todos los ámbitos de la sociedad.

Autor del libro [email protected] autistas también queremos estar cerca. Colaborador habitual de autismovivo.org

plazatea

Comunidad para familiares y profesionales que viven cada día con el Trastorno del Espectro Autista

Ver más contenido

Suscríbete al Newsletter

 Escribe tu correo electrónico y apúntate a nuestra newsletter. Se el primero en enterarte todo lo ocurre en el entorno TEA
Logo blanco

plazaTEA

PlazaTEA es la plataforma del mundo del TEA. Ideada para unir profesionales y familias. Una comunidad donde hablamos y nos rodeamos de personas que viven con el autismo o el síndrome de Asperger todos los días.

ENLACES

AUTISMO
ASPERGER
TEA
COMUNIDAD
CURSOS
TALLERES

INFORMACIÓN

Alcalá de Henares.
28.807 Madrid.
C.I.F: B88182720
[email protected]
Información (+34) 665 37 41 94
Ayuda Técnica: (+34 ) 658 929 788 
2021 | Todos los derechos reservados | PLAZATEA.NET
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram